Cómo prevenir lesiones en el fútbol

El fútbol es uno de los deportes más practicados en todo el mundo lo que hace que también sea uno de los que más lesiones provoca.

Las lesiones más frecuentes en el fútbol son aquellas que afectan a la parte inferior de la pierna como los esquinces laterales de tobillo, esguinces centrales de tobillo, esguinces sindesmóticos, el síndrome compartimental o el síndrome de estrés de tibia medial.

También son habituales en el fútbol las lesiones de rótula y rodilla (ligamento cruzado anterior, ligamento colateral medio, meniscos, condromalacia o el síndrome fémororrotuliano), así como las lesiones musculares (torcedura cuadríceps, torcedura de ligamentos de la corva, torcedura de la ingle, torcedura del flexor de la cadera o contusiones).

¿Cómo prevenir las lesiones en el fútbol?

Para prevenir las lesiones en el fútbol, los expertos recomiendan realizar siempre un precalentamiento y estiramiento previo debido a que numerosos estudios han probado que los músculos fríos son más susceptibles de sufrir una lesión. Se aconseja correr entre 3 o 5 minutos, girar las caderas, y dar saltos para que el precalentamiento sea adecuado.

Por otra parte, de acuerdo con los datos, la mayoría de las lesiones en  las partes bajas de la pierna en el fútbol se producen por no contar con protectores como las canilleras, por lo que se deben emplear.

Si el campo está mojado o tiene el césped alto, para reducir el riesgo de lesiones el futbol es conveniente usar botas con suelas lisas o puntas acanalados, así como utilizar balones sintéticos, no absorbentes, porque los balones de cuero pueden almacenar el agua, volviéndose más pesados y provocando lesiones.

Se debe evitar arrastrarse en la red del arco y asegurarse de que está correctamente instalado, de hecho, se puede colocar una goma alrededor de los postes para minimizar la incidencia de lesiones en la cabeza y el cuerpo entero, cuando se choca contra los palos.

También, hay que revisar las condiciones del terreno de juego, que no tenga agujeros que puedan generar caídas, y que los escombros hayan sido retirados.

Pero, sobre todo, lo fundamental es contar con un kit de primeros auxilios para poder responder a lesiones como cortes, contusiones o esguinces y estar preparados para llegar a un centro médico en caso de situaciones más graves.

Siguiendo estos consejos para prevenir lesiones en el fútbol, conseguiremos, al menos, reducir el riesgo de padecer alguna de ellas mientras disfrutamos de este deporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *